Publicidad

Ingresa tu mail para suscribirte a nuestra red de lectores

Soporte Tecnologico por FeedBurner

No al tunel de Triunvirato !


Amplio rechazo al viaducto de Triunvirato

Así lo expresaron en una audiencia pública realizada en la Asociación de Comerciantes. Los diferentes expositores coincidieron en que el lugar no es el adecuado, debido a que la zona es comercial. 

La obra pondría en peligro el casco histórico del barrio. Como alternativa, se pidió la apertura de dos túneles en las avenidas Constituyentes y Alvarez Thomas. Los discursos apelaron a la emoción, la nostalgia y también a la realidad. 

A medida que transcurren los años y el parque automotor incrementa su número, los pasos a nivel sobre las vías del tren van quedando obsoletos. Embotellamientos, demoras, emanación de gases y ruidos en exceso son las consecuencias directas de esta problemática moderna.

Un estudio realizado por la Dirección General de Tránsito del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires calcula que unos 2.000 vehículos por hora circulan en la Av. Triunvirato durante la hora pico. Esto correspondería a unos 20.000 vehículos por día. 

Con la intención de corregir estos problemas, el gobierno porteño ideó el Plan de Movilidad Sustentable que, aparte de pretender mejorar la circulación vehicular, apuesta a mejorar la conectividad entre diversos sectores de los barrios. En Villa Urquiza nuevamente se reflotó la idea de realizar el viaducto en Triunvirato y las vías del Ferrocarril General Mitre. Para ello, el 27 de agosto pasado, en la sede de la Asociación de Comerciantes, se realizó una audiencia pública en donde se presentó el proyecto oficial ante los vecinos y se escucharon las opiniones de los casi 30 oradores inscriptos. 

Obra polémica
En un primer acercamiento al plan se puede establecer que el objetivo es agilizar el tránsito de Triunvirato y anular el riesgo de accidentes de vehículos debido al cruce ferroviario a nivel de la avenida. Está previsto que la longitud total del túnel sea de aproximadamente 381 metros, compuestos por unos 118 metros de rampas de entrada, unos 107 metros de salida y unos 156 metros centrales parcialmente cubiertos. En este tramo se encuentra la traza ferroviaria, con el cruce de dos vías del ferrocarril en funcionamiento y una tercera inactiva. 

Allí se pretende realizar una zona peatonal por el lado de Roosevelt y otra por Monroe. De prosperar el proyecto, el paso contará con tres carriles de circulación vial destinados a tránsito liviano y pesado, de los cuales dos mantendrán el sentido de circulación actual y uno será en sentido opuesto. El ancho de calzada será de 11 metros, las veredas de 30 centímetros en ambos lados y un gálibo libre de circulación de 4,50 m de altura. A ambos lados de las rampas se dispondrán calles de convivencia que permitirán el acceso a los frentistas. 

El paso bajo nivel tiene la particularidad de la preexistencia de la Estación Juan Manuel de Rosas de la Línea B de subterráneos, que consiste en una gran bóveda de hormigón armado cuya clave queda muy próxima a la solera a construir. La superficie total del paso entre muros y extremos de rampas es de alrededor de 3.566 metros cuadrados y la estructura de puentes es de alrededor de 1.682 metros cuadrados. 

Los funcionarios del gobierno porteño calculan empezar las obras a mediados de 2013, con una duración de 14 meses. 

El punto neurálgico del proyecto y que más rechazo provoca es cómo afectará a los locales comerciales de la zona. Dentro de las cuatro cuadras intervenidas de Triunvirato se encuentran seis sucursales bancarias de gran importancia, tres establecimientos educativos y una gran cantidad de negocios. Los mismos, posteriormente a la obra, se verán afectados en todo lo referente a sus sistemas de distribución de proveedores, recolección de residuos y recolección de caudales, que sólo estarán cubiertos por las calles de convivencia. Sin embargo, está previsto que la zona tenga un movimiento peatonal superior al actual, lo cual mitigaría el impacto negativo vehicular. 

 Por el proyecto del túnel bajo nivel de Triunvirato y las vías del Ferrocarril Mitre, la audiencia pública se realizó en la Asociación de Comerciantes de Villa Urquiza el lunes 27 de agosto. Bajo la presidencia del Ing. Hernán Alonso, director General de Evaluación Técnica, defendieron el proyecto oficial el director de Infraestructura, Arq. Daniel Capdevila; el Ing. José Luis Correia; director General de Tránsito; y el especialista en espacio ambiental, Arq. Héctor Echechuri. 

Resultó llamativa la escasa presencia de funcionarios políticos, como el presidente de la Comuna 12, Néstor Dall’Alpi. Los defensores del proyecto oficial quedaron en soledad resistiendo el embate de los enojados vecinos, quienes interrumpían con preguntas, reclamos y pedidos de mayor información. Si bien al principio había tensión en el ambiente, afortunadamente prevaleció la calma y, más allá de algún episodio menor, todos los inscriptos presentes pudieron utilizar sus cinco minutos sin ningún problema. 

Principalmente, las críticas estuvieron centradas en tres ejes fundamentales: el daño al comercio, la ruptura del casco histórico y los trastornos que provocará movilizarse por la zona ante el corte de Cullen y el cierre definitivo del paso a nivel.

Entre las posturas más opositoras se encuentra la del propietario del Café de la U, Héctor Ginanni. 
"Estos son proyectos que apuntan al tránsito, pero nadie ha pensado en las personas y los comerciantes". "Se cree que se va a agilizar el tránsito con dos carriles, cuando hoy la avenida Triunvirato tiene cinco". 

Ginanni cerró su presentación con una propuesta alternativa: "Pregunto por qué no se inaugura el subte de una buena vez y por qué no se hace el túnel en Alvarez Thomas o Constituyentes, zonas en donde no hay comercios. Hagan las obras en el orden que se tienen que hacer". 

El presidente de la Asociación de ex alumnos del Colegio Reconquista, Eduardo Rodas, aportó una visión más cotidiana para rechazar el proyecto: "En pleno corazón de Villa Urquiza, en donde se quiere hacer ese tajo aberrante, más de 5.000 alumnos circulan por día en los cinco colegios que están ubicados en esa misma manzana. Al entrar o salir de los mismos se encontrarían con la entrada de los vehículos al túnel. ¿Este es el Plan Vial de la Ciudad?". 

"Por qué voy a pensar que esta obra se va a terminar en tiempo y forma si el subte hace más de tres años que está prometido y todavía no llegó", se preguntó Mario Fernández.

Inés Mazzetti resaltó que el viaducto de Triunvirato provocó que, por primera vez, vecinos y organizaciones barriales "estemos de acuerdo en que no queremos este túnel porque no es para beneficio nuestro". 

Sin dudas, quien mejor resumió el sentir de los vecinos fue el Padre Marcelo Pettinarolli, el cura de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, que también se verá afectada por el paredón de inicio del túnel. "Es importante que el Gobierno de la Ciudad se dé cuenta, escuche y analice los motivos esgrimidos. Estas críticas no son para mejorar el proyecto sino que demuestran que no es adecuado para este lugar", sintetizó Pettinarolli. "Por eso pedimos que se haga el viaducto de Constituyentes para encauzar el tránsito por allí; no queremos que Triunvirato se transforme en la vía de tránsito pesado". 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Recomendanos con tus Amigos

Publicidad

Páginas vistas en total

 
Trimedia Contenidos © Copyright 1996-2013 All Rights Reserved. URQUIZA/BELGRANO Blog de Noticias
Propiedad de Trimedia Contenidos. Se permite la reproduccion total o parcial citando la fuente.